Líneas puertas multihueco (MAGNUM, KOMPAX)

Linea MAGNUM multivano per produzione di porte

Nuestra gama de líneas de prensado multihueco para puertas satisface todos los niveles de productividad y flexibilidad. A la simple línea con cepilladora, encoladora, mesa de composición manual, mesa elevadora, introducción automática en prensa, descarga automática, se pueden añadir: alimentador automático continuo, mesa de composición automática, estación de ensamblado del bastidor, dispositivos de enfriamiento después de la prensa y manipuladores automáticos para apilamiento.

La línea de prensado multihueco mod. Magnum prevé la introducción simultánea en prensa de varias puertas a través de un cargador automático multinivel. Se disponen distintos tamaños, presiones específicas y número de huecos, según sean las necesidades y exigencias de productividad. El modelo Magnum puede configurarse como una única prensa multihueco o como dos prensas multihueco independientes sobrepuestas, alimentadas por un único cargador. Esta segunda solución es necesaria cuando, por exigencias de alta capacidad productiva, se requiere un número elevado de huecos. En este caso, es muy ventajoso reducir el intervalo de tiempo entre el fin de la composición y el comienzo del prensado de la puerta, subdividiendo el número total de huecos en dos compartimentos totalmente independientes. Los platos de acero macizo taladrado, autoportantes, garantizan una resistencia mecánica, una planaridad y una precisión en la distribución de la temperatura superior a cualquier otro tipo de plato ensamblado. La elevada inercia térmica permite además mantener temperaturas constantes durante todo el ciclo, sin descensos de temperatura al final de cada prensado.

La principal característica de la línea de prensado multihueco Kompax es la posibilidad de mantener bajo presión constante todos los huecos de la prensa mientras que uno de los huecos se abre, descarga y carga con la siguiente puerta para prensar. Gracias a ello, es posible emplear colas con tiempos abiertos cortos y por consiguiente los ciclos de prensado son muy rápidos incluso con temperaturas muy bajas. Todo ésto se traduce en una productividad extremadamente elevada con la garantía de un óptimo encolado. Los platos de acero macizo taladrado, autoportantes, garantizan una resistencia mecánica, una planaridad y una precisión en la distribución de la temperatura superior a cualquier otro tipo de plato ensamblado. La elevada inercia térmica permite además mantener temperaturas constantes durante todo el ciclo, sin descensos de temperatura al final de cada prensado.